Introducción del trabajo.

Trabajo final – Mural de la independencia por o ‘gorman

La realidad del ser humano se ha construido a partir de todo aquello que este pueda apreciar a partir de sus sentidos y sus capacidades físicas y más aún de la asignación de valor e importancia que el ser humano realiza para poder transformar su entorno en función de lo que él necesita y considera vital para su realización, para su existencia y para su trascendencia. Siguiendo este mismo precepto es que el ser humano integra a su mundo el arte. Toda aquella expresión artística es una expresión humana de cómo perciben la realidad las personas, y además, es una manera de dar a conocer algo más que información es una manera de compartir un poco de la esencia del autor de la obra, del mundo que lo rodeaba cuando la produjo y de lo que él piensa de dicho mundo. Es tomando en cuenta este proceso que muchos investigadores a lo largo de la historia se han planteado nuevas maneras de conocer y entender a la sociedad presente y pasada a través del arte y sobre todo a través de la pintura.

Este trabajo de investigación busca ejemplificar como es que las personas pueden manifestar sus pensamientos y sentimientos con respecto a una época, a un lugar y sobre todo a un proceso social que los afecta directa o indirectamente. De este modo, el análisis del mural de la independencia pintado por Juan O’ Gorman, nos da la oportunidad de acceder a un mundo infinito de reflexiones que van más allá de la simple comprensión de un proceso histórico como lo fue la lucha de independencia mexicana, sino que nos habla acerca de un mar de simbolismos que van desde la formación de la identidad mexicana en su propia esencia hasta integración de los principales cimientos que permitieron la existencia de nuestro país. Además la observación, la descripción y la reflexión nacidas del análisis de este mural nos permiten acceder de manera particular a nuestra propia manera de ver las cosas y como espectadores o estudiosos de la historia el análisis de una imagen nos puede conducir a realizar muchas preguntas pero más que nada a conocer muchas respuestas.

 

Análisis del contexto.

 

El contexto dentro del cual se desarrolla el ser humano es uno de los factores fundamentales que lo conducen a su propia formación y a la integración fundamental de su persona para con la sociedad a la que pertenece. El tiempo y el lugar en el que se desarrolla una persona determinan en gran medida las características que ésta poseerá y a su vez determinan como es que ésta persona impactara en dicho contexto.

A continuación abordaremos la descripción de dos contextos necesarios para la comprensión del tema de esta investigación, uno de ellos es el contexto temático, es decir el contexto del tema de la imagen proyectada en el mural y el otro es el contexto dentro del cual se desarrolla la imagen, es decir la época en que fue producida. El objetivo principal de este análisis es crear un fondo de información al que se pueda recurrir para entender de mejor manera la información que se nos es presentada a través de la imagen mural de Juan O’ Gorman.

El contexto temático

Cuando en 1808 se tuvo noticia en Nueva España de la invasión napoleónica a la Península Ibérica y de las abdicaciones al trono español de Carlos IV y Fernando VII, el Ayuntamiento de la ciudad de México recordó la Real Cédula por la cual Nueva España se había unido a la Corona de Castilla, y la promesa de Carlos V de nunca enajenarla o cederla a nación o persona alguna.

Según los miembros del Ayuntamiento, eran inválidas las abdicaciones reales y la cesión del trono a favor de José Bonaparte. De 1809 en adelante se estableció por todo el territorio novohispano, particularmente en El Bajío, una red de juntas secretas, que conspiraron para lograr la autonomía y, más tarde, la independencia de Nueva España.

La guerra emancipadora se puede dividir en cuatro grandes periodos: el de mayor extensión geográfica insurgente, con las tropas de Hidalgo (1810-1811); el de mayor intensidad, con Ignacio López Rayón, José María Morelos y otros jefes (1811-1815); el de decadencia y fragmentación, con jefes como Guadalupe Victoria, Manuel Mier y Terán, Xavier Mina y sus compañeros (1815-1819), y el de consumación, con la unión de insurgentes y realistas en el Ejército Trigarante (o de las Tres Garantías, el primer ejército nacional) encabezado por Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero, y con la adhesión del pueblo al Plan de Iguala y a los Tratados de Córdoba (1821).

1. «De alta lealtad»

Entre los grupos políticos que conspiraban destacó la Junta Secreta de San Miguel el Grande, organizada en 1809 por Ignacio de Allende, capitán del Regimiento Provincial de Dragones de la Reina, contra el gobierno virreinal y el napoleónico en España. La Junta estaba compuesta por más de 45 miembros, uno de los cuales, Felipe González, propuso invitar a un sacerdote a «dar la voz», es decir, a aparecer como cabeza de los insurrectos para evitar ser acusados de afrancesados y antirreligiosos. Allende sugirió invitar a Miguel Hidalgo y Costilla, cura de la parroquia de Dolores, poblado cercano a San Miguel, «por el concepto de sabio [y] el contar con buenas relaciones en Guanajuato y Valladolid».

El objetivo de los conjurados fue crear un gobierno autónomo encabezado por criollos, o sea, por «españoles americanos», reunidos en una Junta o Congreso que ejerciera el poder a nombre de Fernando VII.

Al preguntársele a Allende en 1811 si aceptaba haber cometido delito de alta traición contra las legítimas autoridades, contestó que estimaba su conducta como de «alta lealtad», puesto que se habían levantado en armas en defensa de la religión y de Fernando VII, prisionero de los franceses.

2. El primer aliento emancipador

Con Hidalgo como cabeza visible, el 16 de septiembre de 1810 se inició el movimiento emancipador que se extendería por casi toda Nueva España. Poco a poco se conformó el ejército «insurgente», llamado así por las autoridades virreinales. De Dolores se dirigieron los insurrectos a San Miguel el Grande, después a Celaya y más tarde a Guanajuato, donde tuvo lugar, el 28 de septiembre, una gran matanza de peninsulares que ahuyentó a muchos partidarios de la independencia.

El 17 de octubre de 1810 llegaron a Valladolid, donde José María Anzorena, intendente nombrado por Miguel Hidalgo, ordenó la abolición de la esclavitud. Hidalgo liberó a las castas del pago de tributos, y por orden suya se publicó en Guadalajara el primer periódico insurgente con el título de El Despertador Americano (1810-1811).

En Puente de Calderón (16 de enero de 1811) los insurgentes se enfrentaron a las fuerzas de Félix María Calleja, quien los derrotó. Los jefes rebeldes se dirigieron al norte, donde fueron aprehendidos en Acatita de Baján. El padre Hidalgo fue objeto de dos procesos, uno militar y otro eclesiástico, y fue ejecutado el 30 de julio de 1811.

3. La guerra fraterna

La guerra de Independencia fue un conflicto civil que enfrentó a familias, amigos, vecinos, peones y amos, a comunidades religiosas y a todos los novohispanos entre sí. Por ejemplo, Josefa Ortiz de Domínguez tenía un hijo de 20 años que fue oficial realista en Querétaro; mientras estuvo presa, entre 1813 y 1817, escribió al virrey Félix María Calleja y le hizo evidente cómo dicho hijo se había portado «con la hombría de bien que corresponde». Leona Vicario se unió a la insurgencia no obstante ser sobrina del licenciado Agustín Pomposo Fernández, notable realista cuyo hijo murió como insurgente.

La participación femenina e infantil se destacó también en la guerra de Independencia.

Las mujeres actuaron con arrojo y valentía como conspiradoras, militantes activas y correos. Fueron acusadas de «seductoras de tropa», es decir, que persuadían a los soldados realistas a desertar, o bien de ser familiares de insurgentes o realistas.

Los niños también formaron parte de las fuerzas combatientes, algunos desde los nueve o diez años. Varios de ellos llegarían más tarde a perfilarse como importantes figuras políticas en el México independiente, como el insurgente Juan Nepomuceno Almonte, hijo de Morelos; o los realistas Martín Carrera, Mariano Arista, Pedro María Anaya y Manuel Lombardini, quienes llegaron a ser presidentes de la República Mexicana.

4. El Siervo de la Nación

Según José Joaquín Fernández de Lizardi, José María Morelos fue el «alma de la insurrección armada». Con él se inició la etapa más constructiva de la insurgencia: sus campañas militares en Tierra Caliente constituyeron el más grave peligro para el gobierno virreinal. En 1813 pidió la independencia absoluta de América y la formación de un Congreso Nacional Americano. Quienes lo conocieron recordaban que era un jefe incansable, de innato talento militar, buen humor, gran sentido común y sensible a las necesidades populares. Él mismo, inspirado en sus lecturas del profeta Isaías y del Evangelio de San Marcos, se definió como Siervo de la Nación.

Sus escritos lo revelan como un hombre sencillo y de gran visión política. Supo llevar con estoicismo la dirigencia del movimiento insurgente durante momentos difíciles, como el sitio de Cuautla, que duró más de 70 días. Logró reunir un Congreso en Chilpancingo (1813) y la promulgación de la Constitución de Apatzingán en 1814.

Morelos fue aprehendido el 5 de noviembre de 1815, condenado a muerte y llevado a San Cristóbal Ecatepec para ser fusilado. Antes de morir pidió un crucifijo y dijo: «Señor, si he obrado bien, Tú lo sabes; y si mal, me acojo a Tu infinita misericordia».

5. «Con abrazos, y no a balazos»

Hacia 1815 la destrucción, las epidemias y la guerra civil habían desarticulado la economía y cubierto de luto Nueva España. El pueblo estaba cansado de la violencia. Las conspiraciones continuaban en cuarteles, cafés, conventos y en los hogares. La condesa viuda de Regla describió la situación así: «Aquí todo es desolación y muerte. No se piensa en medios pacíficos para concluir una guerra exterminadora. No se quieren persuadir de que esta guerra debe terminar con abrazos, y no a balazos».

En Gran Bretaña, agentes de la insurgencia prepararon una expedición en apoyo de la independencia novohispana. La encabezó el famoso guerrillero navarro Xavier Mina, conocido como «El Estudiante». Aprovechando que la batalla de Waterloo (15 de junio de 1815) había dejado sin ocupación a miles de soldados de diversos ejércitos europeos, Mina llegó a Nueva España con unos trescientos oficiales voluntarios. Este esfuerzo recibió el apoyo de los hermanos Fagoaga, ricos mineros novohispanos, y del padre Servando Teresa de Mier. La expedición fracasó, y Mina fue fusilado cerca de Silao, en noviembre de 1817. Sin embargo, en Nueva España se acrecentaba el anhelo de independencia.

6. La unión de voluntades

El plan de independencia de Agustín de Iturbide respondía a las condiciones en que se encontraba Nueva España en 1820. Recogía las aspiraciones de muy diversos grupos y las propuestas emancipadoras de distintos momentos. De los criollos del Ayuntamiento de 1808 tomaba la idea de una Junta o Congreso Americano representante de Fernando VII y el principio de la soberanía popular; del movimiento de Hidalgo y Allende asumía la abolición de la esclavitud, la defensa de la religión y de los intereses criollos; de las ideas de Morelos, la igualdad de todos ante la ley, el guadalupanismo del Siervo de la Nación y la necesidad de una constitución propia. Con Mina y los liberales compartía la fe en el régimen constitucional y la unión necesaria entre españoles peninsulares y americanos para lograr la emancipación. Otorgaba a las castas con sangre negra la ciudadanía que les negaba la Constitución de Cádiz. Con su propuesta aglutinó a participantes de todas las etapas de la lucha, por ejemplo, a Francisco Azcárate (1808), Miguel Domínguez (1810), Ignacio y Ramón López Rayón (1811), Vicente Guerrero, Guadalupe Victoria, Andrés Quintana Roo, Nicolás Bravo, Manuel Mier y Terán (1811-1819), Jean Aragó y David Bradburn (1817), también a realistas como Anastasio Bustamante y Manuel Gómez Pedraza.

El contexto de producción

Juan O’ Gorman, a petición del director del Museo Nacional de Historia de México realizo la pintura de un mural con el tema de la independencia de México en un periodo comprendido entre los años de 1960 y 1961. Es importante destacar que durante ésta época en México se estaba viviendo un periodo de reestructuración en términos de la infraestructura de México tanto social como culturalmente hablando; muchos de estos proyectos fueron encabezados por el entonces presidente Adolfo López Mateos.

Con ésta obra Juan O’ Gorman reúne a algunos personajes que, con su pensamiento y acción, moldearon la lucha de independencia de Nueva España entre 1784 y 1814 dentro de una superficie curva que enfatiza la intención panorámica del mural, el propósito de este mural es enmarcar parte de la historia identitaria del imaginario colectivo que forma la noción de ser mexicano por lo cual rescata elementos simbólicos culturales relacionados con el México moderno que se vivía en los años 60’s.

Desarrollo del tema

A continuación se presentará el desarrollo del análisis del mural de la independencia de Juan O’ Gorman. Este análisis se realizará tomando en cuenta los parámetros establecidos de Erwin Panofsky1. El método para realizar este estudio inicia con la descripción básica de la imagen (análisis preiconográfico), continua con observación más profunda de los detalles, personajes y características de la imagen incluyendo la distinción racial y económica. Y por

1Citado en el texto: Castiñeiras González Manuel Antonio; “Introducción al método iconográfico”; Editorial Ariel S.A; Barcelona.

último se realiza un análisis iconológico el cual parte de la identificación de los personajes que componen en mural y la enunciación simbólica del posible significado de las acciones, posiciones, actitudes y características de todos los elementos que integran al mural.

Tomando en cuenta lo mencionado anteriormente, se distribuirá el análisis del mural de O’ Gorman de la siguiente manera, haciendo énfasis en que la descripción y reflexión de los personajes, objetos y lugares dará de manera individual por sección:

    • Análisis preiconográfico
      • Distribución por secciones del mural.
      • Distribución de planos.
      • Descripción básica de los personajes del mural.
      • Descripción básica de los objetos y lugares del mural.
    • Análisis iconográfico.
      • Descripción detallada de los personajes del mural.
      • Descripción detallada de los objetos y lugares del mural.
    • Análisis iconológico.
      • Simbología y reflexión sobre las secciones del mural.
      • Simbología y reflexión sobre los planos del mural.
      • Simbología y reflexión sobre los personajes del mural.
      • Simbología y reflexión sobre los objetos y lugares del mural.

 

Es importante destacar que para comprender el análisis de este mural es necesario conocer la historia que se busca exponer en el mismo, ya que los personajes y las situaciones ensalzadas por O’ Gorman en este fresco se componen tanto de la mención de la historia oficial como de la enunciación de la historia extra oficial.

 

 

Análisis preiconográfico

En este apartado se describirán de manera muy sencilla y básica, sin hacer ninguna profundización, los elementos integrales del retablo de la independencia de Juan O’ Gorman, además se hará mención de características importantes del mural, como lo son sus medidas, los sectores y planos en que se distribuye, los materiales con cuales se elaboro, etc.

 

Datos de mural (imagen 1 del catálogo):

Autor: Juan O´Gorman

Medidas: 4.40 m de alto x 15.69 m de ancho

Fecha de realización: 1960-1961

Material y técnica: fresco sobre aparejo

Localización: Sala 6. Museo Nacional de Historia.

 

Distribución por secciones del mural.

El retablo de la independencia se distribuye principalmente en tres secciones, yendo de izquierda a derecha. La secuencia bajo la cual se realiza ésta distribución parte del hecho de que el mural procura seguir una cronología en particular, empezando con los últimos años del virreinato español a la izquierda (imágenes 2, 3, 4 y 5 del catálogo), a esto le sigue una sección dedicada a los precursores de la independencia (Imágenes 6 y 7 del catálogo), posteriormente el retablo continua con la proyección del inicio del movimiento libertador (Imágenes 8 y 9 del catálogo), continuando con la sección final dedicada a la continuación del movimiento libertador por parte de Morelos y otros insurgente, la sede del Congreso de Chilpancingo, concluyendo el mural con Vicente Guerrero (Imágenes 10,11 y 12 del catálogo).

 

Distribución de planos.

El mural de la Independencia de O’ Gorman se compone de distintos planos de apreciación, estos planos permiten al espectador observar simultáneamente diferentes escenas dentro de la misma sección del mural. En su totalidad el Retablo de la Independencia de O’ Gorman posee 3 planos de profundidad ascendente, es decir que podemos apreciar 3 series de imágenes que van desde el frente hacia el fondo y que para poder ser apreciadas de esta manera se considera que la observación va de abajo hacia arriba (Imagen 13 del catálogo). Cada una de las secciones descritas en el apartado anterior tiene ésta distribución de planos, por lo cual se considera que cada sección se debe de analizar de manera independiente para poder hacer un análisis en conjunto después.

 

La mejor manera de apreciar los diferentes componentes del Retablo de la Independencia de Juan O’ Gorman es yendo sección por sección, realizando los distintos análisis preiconográficos, de este modo podremos observar cada uno de los detalles de dicho mural.

 

1.- Los últimos años del virreinato español (Imágenes de la 13 a la 17 del catálogo).

Número de personas en total: 48 personas entre hombres, mujeres y niños.

Número de personas en total del primer plano: 32 personas entre hombres, mujeres y niños

Número de personas en total del segundo plano: 16 personas (se asume que son hombres por el uso de sombrero)

Número de personas en total del tercer plano: No hay personas en el tercer plano.

Número de hombres: 37 hombres distribuidos en los tres planos

Número de mujeres: 8 mujeres distribuidas en los tres planos

Número de niños: 3 niños distribuidos en los tres planos

Todas las personas están vestidas, a pesar de que estarlo en distinta manera, ya sea por el género o por la condición social.

Descripción básica de los objetos y lugares de ésta sección: en esta sección existen distintos objetos y lugares que son importantes para integración de la imagen del mural.

En el mural podemos apreciar los siguientes objetos en el primer plano: Una silla, una bandera, una columna, un látigo, un azadón, varios pañuelos, bastones, una cuerda, una bolsa, una cruz, un caballo, copa.

En el segundo plano podemos ver los siguientes lugares y objetos: una serie de edificios que componen una construcción que parece ser una hacienda, detrás del hombre a caballo podemos ver parte de patio de una hacienda donde hay algunos caballos. Además hay un fuerte que se está quemando y junto de este hay una torre blanca. Todo esto situado en un valle verde con colinas y montañas; una de dichas colinas está agrietada. En el tercer plano se puede ver el cielo nocturno, y el horizonte que también posee montañas al fondo.

2.- Sección dedicada a los precursores de la independencia (imágenes de la 18 a la 22 del catálogo).

Número de personas en total: 65 personas entre hombres y mujeres.

Número de personas en total del primer plano: 20 personas entre hombres y mujeres.

Número de personas en total del segundo plano: 45 personas (se asume que son hombres por el uso de sombrero y algunas mujeres por el vestido)

Número de personas en total del tercer plano: No hay personas en el tercer plano.

Número de hombres: 59 hombres distribuidos en los tres planos

Número de mujeres: 6 mujeres distribuidas en los tres planos

Número de niños: no hay niños en esta sección del mural.

Descripción básica de los objetos y lugares de ésta sección: En el mural podemos apreciar los siguientes objetos en el primer plano: Una mesa, un globo terráqueo, un gran número de libros y hojas distribuidos en distintas partes de la sección. En el segundo plano podemos ver los siguientes lugares y objetos: una serie de edificios que componen una construcción que a primera vista parece un edificio con columnas románicas, atrás de este edificio podemos ver una serie de torres correspondientes a distintas construcciones, inclusive una de ellas parece ser la torre de una iglesia. En el lado derecho de la sección se puede apreciar una parte de lo que parece ser una pequeña población, donde hay distribuidas de manera ascendente un gran número de casas de distintos tamaños y formas junto con un camino que es donde se encuentran las personas en el segundo plano, allí podemos ver también una serie de banderas, además se puede ver que en la cima de la colina donde se encuentran la población hay una parroquia con la forma tradicional de las catedrales. En el tercer plano se puede ver el cielo con un tono más claro, se podría decir que es un cielo al amanecer, y el horizonte que también posee montañas al fondo.

3.-inicio del movimiento libertador (Imágenes de la 23 a la 31 del catálogo)

Número de personas en total: 150 personas entre hombres y mujeres aproximadamente.

Número de personas en total del primer plano: 70 personas entre hombres y mujeres.

Número de personas en total del segundo plano: 40 personas aproximadamente ya que en algunos casos sólo se ve su cabeza (se asume que son hombres por el uso de sombrero y algunas mujeres por el vestido)

Número de personas en total del tercer plano: 4040 personas aproximadamente ya que sólo se ve su silueta (se asume que son hombres por el uso de sombrero y algunas mujeres por el vestido)

 

Número de hombres: 130 hombres distribuidos en los tres planos aproximadamente

Número de mujeres: 20 mujeres distribuidas en los tres planos aproximadamente

Número de niños: no hay niños en esta sección del mural.

Descripción básica de los objetos y lugares de ésta sección:

Esta es la sección más cargada de objetos de todo el mural, posee un gran número de personas y gran parte de ellas se encuentra cargando objetos por lo cual es difícil identificar gran parte de ellos de manera específica, por lo cual se tiende a hacer generalidades, de manera que podemos describir los objetos y los lugares agrupándolos en conjuntos: existen un gran número de lanzas, machetes, oses, instrumentos de labranza, banderas de distintos colores y con diferentes temáticas, sombreros, mantas, espadas, algunos rifles o mosquetes, algunas de las personas poseen medallas o aretes, y existe una única antorcha portada por Miguel Hidalgo. Todo lo anterior distribuido entre el primer y el segundo plano. En el tercer plano podemos ver del lado izquierdo un gran número de personas que ubicadas sobre el camino mencionado en la sección anterior, en la parte central podemos observar una serie de construcciones que son de corte más humilde ubicadas en un valle mucho más árido y desprovisto de arboles y aún más en el fondo podemos apreciar el amanecer en su plenitud, descrito en un cielo que refleja los rayos de un sol que está a punto de salir detrás de las montañas.

4.- Sección de Morelos, el Congreso de Chilpancingo y la continuación de la  guerra (imágenes de la 32 a la 40 del catálogo).

Número de personas en total: 28 personas entre hombres y mujeres aproximadamente.

Número de personas en total del primer plano: 28 personas entre hombres y mujeres.

Número de personas en total del segundo plano: No hay personas en el segundo plano.

Número de personas en total del tercer plano: No hay personas en el tercer plano.

 

Número de hombres: 26 hombres todos ubicados en el primer plano

Número de mujeres: 1 mujer ubicada en el primer plano

Número de niños: 1 niña en la parte inferior izquierda de la sección.

Descripción básica de los objetos y lugares de ésta sección:

En esta sección del mural existe un menor número de personas, por lo cual se pueden apreciar mejor los objetos, de los cuales la mayoría está en el primer plano: en este hay una mesa, sillas de respaldo alto, hojas de papel, el piso se encuentra revocado a diferencia de los otros escenarios donde no tiene losa, hay 4 sables desenvainados de distinta forma y un sable en su vaina, hay 5 caballos, hay tinteros y plumas sobre la mesa, hay una flor, sostenida por la niña en la parte inferior derecha y hay dos banderas. En el segundo plano podemos observar un paisaje muy pocas casas (a diferencia de los otros paisajes) que muestra un escenario un tanto árido y rocoso, poder algunos caminos, inclusive un pequeño puente del lado derecho y muchas colinas. En el tercer plano al fondo podemos ver una costa donde se encuentra un barco cerca del puerto y más allá del mar se puede apreciar un cielo claro y sin nubes, es importante mencionar que el cielo en esta parte del mural se encuentra iluminado totalmente por el sol.

 

Análisis iconográfico.

Para poder comprender de mejor manera lo que la imagen nos proyecta a través de sus elementos es necesario algo más que una simple descripción. Todos los detalles involucrados en la elaboración de una imagen desde los objetos hasta la posición y gesticulación de los personajes poseen una importancia individual y al mismo tiempo colectiva.

Con respecto al análisis de un mural como el Retablo de la Independencia de Juan O’ Gorman, la cantidad de elementos es sumamente grande por lo cual la enunciación de los detalles de cada sección sería suficiente información para generar un compendio iconográfico por sí sólo. Tomando en cuenta lo anterior, el análisis iconográfico del Mural de la Independencia de Juan O’ Gorman se realizará a través del análisis de los personajes y objetos de cada sección haciendo énfasis principalmente en los detalles generales que destacan dentro de cada sección.

1.- Los últimos años del virreinato español (imágenes de la 41 a la 50 del catálogo)

Lo primero que podemos observar en ésta sección del mural es que los personajes están distribuidos en distintos grupos, cada uno de ellos muy hermético, yendo de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo podemos distinguir una clara división de clases sociales distinguida no sólo por la diferencia económica sino también por la diferencia política, jurídica y cultura.

Podríamos dividir a los personajes de la siguiente manera:

El primer conjunto es el del extremo izquierdo, el cual se integra por un miembro de la iglesia, algunos hombres que parecen ser autoridades de algún tipo, un hombre con un látigo, un par de indios  uno de ellos atado a una columna dando la espalda al hombre con el látigo, un soldado que agarra el otro extremo de la cuerda con la que está atado el indio a la columna, un hombre completamente cubierto en un atuendo negro y blanco que termina en una capucha de pico alto.

El segundo conjunto, yendo un poco más a la derecha y de igual forma de arriba hacia abajo, está integrado por un grupo de hombres y mujeres de tez blanca vestidos con ropa muy llamativa y con expresiones muy extremas que muestran distintas actitudes, además su fisonomía es llamativa también porque la mayoría de los hombres de este grupo están deformes de alguna manera. Las mujeres de este grupo son tres, una vestida de monja y las otras dos con vestidos muy exagerados en tamaño y volumen, debajo de este grupo podemos ver a un anciano, una mujer y a una niña todos de piel morena, todos vestidos con ropa de indio y junto de ellos un grupo de tres mujeres que están vestidas a la usanza criolla o mestiza, en frente de ellas hay un indio que esta semidesnudo y encorvado, depositando lo que parece ser el cuerpo de un bebé en un agujero del suelo, junto de él hay un perro pequeño que se asume es de naturaleza endémica.

El tercer grupo de personas se distingue por un hombre a caballo debajo del cual hay unas niñas de piel morena con atuendos muy pobres y una persona que está completamente cubierta por un manto negro, a esto se le une un hombre moreno amarrado a una cruz hecha a partir del tronco de un árbol y un madero amarrados, al pie de esta cruz se encuentra otro hombre sentado en el suelo aparentemente llorando.

 

Todo este grupo de personas que se encuentra en el primer plano esta en un escenario compuesto por un terreno rocoso que en el fondo (segundo plano) posee un valle verde con algunas casas y en la profundidad de la imagen se puede apreciar por lo oscuro del cielo que es de noche, además hay una construcción muy grande que se puede asumir es una hacienda junto de la cual hay un fuerte que se está quemando y una torre blanca justo al lado del fuerte. Detrás del hombre a caballo esta parte de otra construcción, la cual se termina de apreciar en otra sección del mural, en donde se asume que esta un grupo de personas amansando caballos en un patio amplio y despejado.

2.- Sección dedicada a los precursores de la independencia (imágenes de la 18 a la 22 del catálogo).

En ésta sección del mural podemos distinguir principalmente a un grupo de hombres reunidos alrededor de una mesa que tiene un gran número de libros y hojas de papel, además de un globo terráqueo. Este grupo de hombres que ocupa la parte superior central de esta sección se caracteriza por tener todos un atuendo conservador y oscuro en su mayoría, algunos estos hombres forman parte del clero por lo que podemos apreciar en sus ropas. En la parte inferior de esta sección podemos ver a un hombre moreno sentado en el suelo llorando, junto a él una mujer morena cubriéndose el rostro; en frente de ellos un hombre tirado en el suelo boca arriba con una herida en el costado. Yendo un poco más hacia la derecha de la mujer hay un hombre moreno, desnudo, hincado cabizbajo y tendiéndole la mano a otra persona que se encuentra de pie. Arriba del hombre hay una mujer dándole la espalda al espectador, cubierta en un reboso azul, a su derecha hay un par de hombres morenos sosteniendo armas de índole muy humilde. Los hombres que se encuentran alrededor de la mesa son todos de tez blanca y muchos de ellos sostienen hojas de papel en sus manos, todas estas notas tienen escritos textos de distintos propósitos.

En el segundo plano de la imagen podemos apreciar un edificio de arquitectura aparentemente romana, que es el complemento del edificio que se menciono en la primera sección del mural, detrás de este edificio se pueden ver torres pertenecientes a distintitas edificaciones que poseen diferentes colores y formas, además en la parte superior derecha de este segundo plano se ve el inicio de una comitiva de gente que camina hacia la derecha sobre una calle dentro de lo que parece ser una villa de casas ubicadas en la colina. El cielo en esta parte del mural no se puede ver porque está cubierto por una montaña que corresponde al tercer plano de la imagen.

3.-inicio del movimiento libertador (Imágenes de la 61 a la 67 del catálogo)

Es importante destacar que esta sección del mural es la más importante pues posee la mayor cantidad de elementos humanos dentro de toda la imagen, además la mayoría de ellos está concentrada en el primer plano, en donde se puede apreciar una gran variedad de personas, la mayoría hombres, con distintas características. Lo primero que salta a la vista es que es un conjunto de personas con ropa muy distinta (algunos tienen uniformes, otros ropa de manta, otros trajes criollos), además de que poseen una fisonomía muy heterogénea ya que hay algunos con tez blanca, otro morenos, otros morenos claro. El segundo punto que hay que considerar dentro de este primer plano es que la mayoría de los personajes están demasiado juntos, de modo que los personajes del segundo plano no se pueden apreciar, a excepción de sus cabezas. Otro detalle muy importante que podemos ver en ésta sección del mural es la variedad de banderas con distintas alusiones y símbolos, que aunadas con las armas, forman un mosaico enorme de color que contrasta con los personajes que destacan en el primer plano, de entre los cuales destaca como principal punto de atención por el color de su vestimenta el hombre con el habito de sacerdote negro y con la antorcha en su mano derecha (izquierda para el espectador) junto a él se agrupan otros personajes que destacan por su vestimenta que también es diferente a la del común de las personas que forman esta sección, como por ejemplo el hombre que sostiene un estandarte  exactamente junto al sacerdote de habito negro, el posee una vestimenta de español, sin embargo su tez es un tanto morena, además junto a ambos personajes existen hombre uniformados que por las características de los mismos podemos asumir que son de un rango militar alto. Los demás personajes podemos inferir que son campesinos por las características de la ropa y su fisonomía, además de que los objetos que llevan a modo de arma dista mucho de de ser precisamente armas, puesto que la mayoría son instrumentos de labranza y trabajo en el campo. En el segundo plano de esta sección podemos apreciar un gran número de personas, pero como se menciona anteriormente el acomodo de los personajes impide ver claramente como son; además podemos apreciar un grupo de construcciones al fondo las cuales asemejan un conjunto de casa las cuales se encuentran alrededor de una hacienda. En el tercer plano podemos apreciar algo muy importante, ya que en el horizonte el cielo muestra un amanecer muy luminoso que contrasta con las montañas que están en la parte superior central de esta sección del mural.

4.- Sección de Morelos, el Congreso de Chilpancingo y la continuación de la  guerra (imágenes de la 68 a la 79 del catálogo).

Esta es una sección que merece ser observada con cuidado, puesto que al no tener una carga de objetos tan grande como la sección que la precede, posee una distribución de objetos mucho más específica que permite la construcción de los tres planos de la imagen. En el primer plano podemos observa a un grupo de hombre sentado alrededor de una mesa, en la cual se encuentra un conjunto de papeles y un par de tinteros, enfrente de la mesa hay un hombre con uniforme militar que tiene un sable en su mano derecha (izquierda para el espectador) y que con la otra sostiene una hoja de papel, tiene un pedazo de tela en la cabeza amarrado a modo de paliacate. A la mesa están sentados un grupo de hombres quienes están vestidos todos con atuendos formales y aquellos que se encuentran en los extremos de la mesa poseen hojas de papel en sus manos; por ultimo podemos identificar a un hombre con uniforme militar montado a caballo en el extremo derecho de la sección, justo detrás de él hay un hombre que sostiene una bandera. Debajo de ambos se encuentra una niña morena con ropa muy humilde que sostiene en su mano izquierda (derecha para el espectador) una flor y en la derecha (izquierda para el espectador) tiene una hoja de papel. En el segundo plano podemos identificar un grupo más numeroso de personas las cuales tienen uniforme militares de distintas denominaciones y justo en medio de ellos se encuentra un hombre de tez morena con traje azul y capa roja que además tiene un paliacate blanco en la cabeza que se encuentra en posición de dirigir el movimiento de los que lo rodean, algunos de ellos tienen armas, sin embargo ya no son tan presentes estos objetos en esta sección del mural. En lo que corresponde a la parte superior de esta sección, aún siendo parte del segundo plano, podemos ver un grupo de tres personas a caballo dos de ellos al lado izquierdo del mural, uno de ellos mujer y el otro hombre, ambos viendo hacia la derecha vestidos con atuendos conservadores pero al mismo tiempo sencillos; el hombre se encuentra levantando la mano izquierda (derecha del espectador). El otro personaje a caballo se encuentra del lado derecho directamente junto a los antes mencionados este posee una espada en su mano derecha (izquierda del espectador) y la mantiene en lo alto, por sobre su cabeza, este hombre se encuentra vestido totalmente con una ropa que asemeja a la de los sacerdotes por su color negro y forma. Finalmente en el tercer plano podemos apreciar un paisaje con construcciones mucho más definidas que las de otras partes del mural, resalta de manera particular una casa muy cercana al segundo plano que se está incendiando, podemos ver que también hay puentes y caminos todos aparentemente construidos de piedra; conforme las construcciones se acercan a la parte superior del mural estas se van haciendo un poco más escasas hasta llegar a lo que parece ser una costa donde el mar es de varias tonalidades de azul. En el mar podemos ver un baro y alrededor de este paisaje podemos ver un conjunto de montañas, no tan exuberante como en otras partes del mural. Es importante destacar que el cielo en esta parte del mural es un cielo claro sin nubes y con mucha luz.

Análisis iconológico.

El análisis iconológico de una imagen es de suma importancia y se distingue de los otros debido a que la iconología pretende una profundización dentro de la información que nos ofrecen los elementos que integran a la imagen, de manera que no sólo sepamos como son, en qué posición están, qué atributos tienen y como se vinculan con el contexto de su escenario, sino que podamos entender que nos pretender decir el autor de la pintura a través de su trabajo.

 

Para poder realizar este análisis es necesario organizar la información de la mejor manera posible, a modo que podamos apreciar de manera individual los detalles de cada elemento dentro de su propia función en la imagen.

 

Como se menciona al inicio de este trabajo de investigación el mural de la Independencia de Juan O’ Gorman se dividió en 4 secciones, cada una de ellas distinguida por el tema que posee. La primera de ellas nos habla acerca de los últimos años del Virreinato de la Nueva España, en esta sección podemos ver la alusión a distintos temas que eran comunes para la época pero al mismo tiempo podemos apreciar una crítica importante a la división de clases sociales a causa de la economía o la política, Juan O’ Gorman resalta los excesos del poder marcado en el grupo de aristócratas que ocupa la parte superior central de esta sección del mural. Cada uno de estos personajes está representando un tipo de habitante de la Nueva España que se distingue de los demás gracias a su condición jurídica, a su condición económica o a su condición moral, es por eso que vemos que este grupo se integra por personas con atuendos muy exagerados pero que al mismo tiempo representan a las distintas instituciones que intervenían en el funcionamiento de la nueva España, de igual forma este grupo de personajes tiene una fisonomía que se puede considerar irreal para con los demás personajes del mural ya que se puede decir que algunos de ellos poseen narices, ojos, frentes y barbillas deformes o desproporcionadas para con su cuerpo. Junto con este grupo podemos distinguir otro aspecto muy importante de la vida virreinal, en ésta que es la primera sección del mural, podemos ver que Juan O’ Gorman pone a las autoridades o poderes que regían la vida de las personas en un solo grupo de personajes. Vemos que pone a un obispo, un virrey, un intelectual, un verdugo (o inquisidor), un soldado, un esclavo indio siendo castigado y un esclavo indio presenciando el castigo, junto con un juez listo para flagelar al indio; este grupo tiene un importancia singular ya que nos habla acerca del sistema de vida que se llevaba en la Nueva España con respecto a la aplicación de justicia y a la división de poder; sin embargo por la actitud de los personajes y la postura que lleva cada uno de ellos es claro que el autor del cuadro nos quiere mostrar el antecedente que motiva a la guerra de independencia que es el maltrato y la discriminación de clases sociales, junto con el abuso de poder. Esta hipótesis se ve justificada en la línea inferior del primer plano de esta sección, donde podemos ver a un grupo de personas con atuendos muy pobres que se lamentan por la muerte de un bebé que está siendo enterrado, por el color de piel de estos personajes inferimos que son indios, junto a ellos esta un grupo de mujeres con atuendos no tan humildes por lo que podemos decir que son criollas. La posición de estos dos grupos nos permite entender que el autor del mural muestra la integración de estas dos clases sociales ante la injusticia y la discriminación por parte de las clases aristócratas, además se muestra a un hombre indio crucificado, el cual podemos inferir que representa el abuso por parte de los integrantes del clero hacia los indios, una idea debatida que el autor nos proyecta en esta imagen. Ésta idea se ve reforzada con la presencia de un hombre a caballo justo encima del grupo de personas que están participando en el entierro, este hombre (que al igual que los personajes que representan a las clases altas está deforme) tiene un traje que nos permite comprender su oficio como arriero o caporal de una hacienda, reflexión que se nos justifica estudiando los personajes del tercer plano, ya que justo detrás de él podemos ver a un grupo de campesino domando caballos en lo que parece ser una parte de una hacienda o del edificio principal que aparece más adelante. En el tercer plano también podemos ver construcciones que hacen alusión a la arquitectura Virreinal; un detalle curioso dentro de las construcciones es la presencia de un fuerte quemándose y cerca de él la presencia de una torre blanca sin ningún daño. En la segunda sección del mural podemos ver a en la parte superior del primer plano a un grupo de intelectuales, los cuales están reunidos alrededor de una mesa con libros y un globo terráqueo. Estos intelectuales son los precursores de la independencia y están enlistados en un pergamino que posee un sacerdote al frente de dicha mesa; sus nombres son: J.J. de Equira y Eguren, J. Ig. Castorena y Ursua, Francisco Javier Clavijero, Jose Antonio Alzate, Benito Diaz de Gamarra, Servando Teresa de Mier, J. Fco. Azcárate y Lezama, J.J. Fernandez de Lizardi, Miguel Ramos Arzipe, Jose Mariano Michelena, Fausto Eliazar, Andres del Rio y Alejandro de Humboldt. Todos ellos están considerados dentro del grupo de intelectuales que inspiraron el movimiento de la independencia a las generaciones futuras. A los pies de dicho grupo podemos observar parte del indio crucificado y a los pies de este un grupo de indios que aparentemente lloran por el castigo de este personaje; en la parte superior del grupo de intelectuales vemos un edificio que se compone de muchas torres de distintos tipos y que en la fachada tiene una arquitectura que podríamos considerar romana, justo a la derecha de dicho edificio podemos apreciar un conjunto de casas que están incrustadas en el flanco de la montaña y entre ellas un camino lleno de personas con banderas que aparentemente están caminando hacia la derecha. La vinculación entre la clase intelectual y las otras clases es muy importante ya que cada uno de los miembros del grupo de intelectuales esta caracterizado de tal manera que pueda relacionársele con otro grupo social de la época en cuestión, un ejemplo muy claro está en el sacerdote que se encuentra en la parte superior derecha de esta sección quien tiene la boca abierta y justo enfrente de ella se encuentra una vírgula, símbolo náhuatl para indicar que el personaje está hablando. Cabe resaltar que el puente que hay entre esta sección del mural y la siguiente está construido con la simbología del sufrimiento del indio que es recogido del suelo por los insurgentes para que se levante a pelear. Lo que nos permite entablar la reflexión sobre la tercera sección del mural la cual nos habla acerca del inicio del movimiento de independencia, donde podemos ver a los personajes principales, como lo es Miguel Hidalgo, Aldama, Allende, La corregidora Josefa Ortiz de Domínguez e inclusive una alusión al Pípila; sin embargo lo interesante de los personajes principales de la guerra de independencia manifestados en este retablo de Juan O’ Gorman viene en la distinción de dos hombres que a pesar de estar representados con distinta vestimenta parecen ser la misma persona. Este es el caso de Miguel Hidalgo, pues por un lado tenemos a Miguel Hidalgo con su traje de sacerdote negro levantando una antorcha que tiene una leyenda que nos habla acerca de los objetivos de la misión independentista y por otro lado tenemos a un hombre con facciones similares a las de Hidalgo con un traje de criollo, con capa, botas y espada envainada que levanta otro símbolo del inicio del movimiento de independencia: el estandarte de la Virgen de Guadalupe. Con respecto a los personajes que están alrededor de Hidalgo podemos decir que muestran la integración de distintas castas sociales dentro de una nueva colectividad, lo cual se manifiesta aún más con el conjunto de banderas que es portado por este grupo de personas y que se puede apreciar en el segundo plano de esta sección del mural. Este grupo de banderas se distingue por tener dentro de sí las banderas alusivas a distintas clases sociales y más aún étnicas, demostrando una vez más el ideal de una sociedad mexicana que no estuviera fragmentada por el estigma de las razas, lo cual también se ve manifestado con los distintos tipos de armas que se perciben dentro del mar de banderas, rostros, manos y cabezas. En el tercer plano de esta sección aún podemos ver un grupo de personas acercándose al centro de la imagen a través de los caminos antes mencionados que se abren paso entre las casas incrustadas en la colina; un detalle muy importante de destacar es que Juan O’ Gorman nos muestra que el cielo de esta parte del mural es un cielo que precede al amanecer, pues se pueden vislumbrar los rayos del sol tras las montañas que completan la parte superior de la escena. En lo que respecta a la cuarta sección del mural, vemos lo que corresponde a la continuación del movimiento independentista llevada a cabo por Morelos. En el primer plano de esta sección podemos ver a los integrantes del Congreso de Chilpancingo, encabezados por José María Morelos y Pavón al frente de la comitiva; esta es una escena que nos muestra la idea de un consejo colectivo que plantea la formulación de leyes básicas para la conducta. Es importante que se observe la figura de Morelos, ya que en este primer plano podemos observar que está portando un uniforme militar y a pesar de estar sosteniendo con una mano un documento con la otra sostiene una espada. Al igual de lo que sucede con el personaje de Hidalgo en la sección anterior, existe otro hombre justo atrás de Morelos en lo que correspondería al segundo plano de esta sección que posee características totalmente conectadas al personaje histórico de Morelos. Posee el mismo paliacate, un traje sencillo, un semblante determinado y la misma fisonomía, la inferencia que puede venir a nuestra mente es que Juan O’ Gorman planteo en este mural los dos tipos de Morelos y los dos tipos de Hidalgo, uno haciendo énfasis en lo descrito por la historia oficial y el otro haciendo referencia a lo que los historiadores han descubierto con respecto a estos personajes. Alrededor del Morelos del segundo plano podemos ver personajes relacionados con la lucha de independencia después de lo correspondiente al primer movimiento como es el caso de Leona Vicario quien está montando a caballo justo al margen del tercer plano. En esta parte podemos ver cuatro personajes a caballo, sin embargo el que destaca de una manera mucho más especial es Vicente Guerrero quien se encuentra al extremo derecho del mural. Guerrero esta vestido con su atuendo militar y tiene extendida su mano derecha (izquierda para el espectador) hacia los dos grupos de hombres que lo preceden, al grupo del Congreso de Chilpancingo y al grupo dirigido por Morelos los cuales tienen una actitud de batalla. Justo atrás de Guerrero hay un hombre con vestimenta criolla que porta una bandera cuyo escudo tiene palabras en latín y hace alusión al tradicional escudo mexicano. Justo debajo de Guerrero podemos ver a una niña cuya identidad es desconocida pero que pose facciones muy parecidas a las del mismo Juan O’ Gorman, ella sostiene una flor totalmente fresca y además con su otra mano sostiene una hoja de papel que posee los datos del mural. En el tercer plano podemos destacar un cambio en los edificios pues ya no son de corte colonial sino que son más sobrios y menos detallados, es importante destacar que el cielo de esta parte del mural está completamente iluminado, lo cual nos lleva a hacer una reflexión final con respecto a este detalle: Juan O’ Gorman pinta el cielo del mural de la independencia en distintas tonalidades conforme el espectador avanza de izquierda a derecha, es decir conforme el espectador va observando la transición de la época Virreinal, la cual se manifiesta en este mural como corrupta y desensibilizada, lo cual el pintor manifiesta poniendo un cielo nocturno y nublado, a la época donde inicia el movimiento de independencia donde el autor pone un cielo al margen del amanecer, para concluir en el momento del Congreso de Chilpancingo con un cielo claro, sin nubes y totalmente iluminado. La simbología de este detalle lleva dentro de sí la esencia de todo el mural, pues nos indica como el amanecer es una metáfora de la liberación, así como la metáfora enmarcada en las distintas clases sociales manifestadas en este mural y que se van integrando hasta formar una colectividad sin distinción racial pero si con una identidad individual.

 

Conclusiones:

Considero de manera personal que el análisis de un mural como el retablo de la independencia de Juan O’ Gorman nos permite entender cómo es que las personas se acercan a la historia y la contemplan desde distintos puntos de vista. La idea que O’ Gorman nos transmite es la idea de la formación de una identidad a partir de la unión de la sociedad propiamente ordenada por la cultura, el conocimiento y el valor. La manera en que el posiciona a sus personajes es muy importante porque es la manera en que desea que nosotros contemplemos la idea de pertenencia y unidad que nos desea transmitir a lo largo de todo el mural. O’ Gorman concluye de una manera muy importante su obra, a lo largo de todo el mural el pintor coloca hojas de papel con distintos mensajes, los cuales permiten que el espectador conozca la orientación moral que plantea el retablo de la independencia la cual se puede resumir de la siguiente manera: La injusticia llevada de la mano por la desigualdad son características que corrompen al ser humano y lo conducen a dividirse, sin embargo cuando la sociedad empieza a cultivarse dándose la oportunidad de conocer y de pensar es cuando ésta toma conciencia de su propia naturaleza y se impulsa así misma a luchar por la definición de su propia trascendencia.

 

Referencias Bibliográficas.

 

  • Acha Juan; “Expreción y apreciación artísticas: Artes Plasticas”; Editorial Trillas.

 

  • Alvear Acevedo Carlos; “Historia de México”; Editorial Jus México pp. 203-248.

 

 

  • Castiñeiras González Manuel Antonio; “Introducción al método iconográfico”; Editorial Ariel S.A; Barcelona.

 

  • Florescano Enrique; “Memoria mexicana”; Editorial Contrapuntos

 

  • Galeana de Valadés Patricia (coordinadora); “Los siglos de México”; Editorial Nueva Imagen

 

  • Rivera Diego, O’ Gorman Juan; “Sobre la Encáustica y el fresco”; Editorial del colegio Nacional.

 

 

 

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s